Domingos, playoffs y Pascua ortodoxa

Es cierto que los domingos y los festivos son aburridos. A veces los maldecimos después de esperarlos tanto, como probando que la felicidad reside en la antesala de la felicidad, valiente excusa administrativa para dejarnos a medias después de montarnos nuestras películas. En cualquier caso, todo depende del tipo de vida y los recursos de…