Tractores y figurantes

Resulta enternecedor ver esos videos domésticos de décadas anteriores donde los retratados miran con timidez de novicio a la cámara, improvisan una sonrisa y fuerzan un gesto que invite a vivir el momento. La simple presencia del objetivo invalida toda espontaneidad, agravada por las observaciones a quemarropa del tipo «di algo», sin duda una invitación…