Oh Capitán, mi Capitán!

A casi tres años vista de su comienzo, hablar de COVID y confinamiento suena a estribillo recalentado, y aunque aún colean las mascarillas como vestigio, la cuenta atrás para su último baile no oculta que la pandemia murió de hartazgo. La temporada inicial fue gloriosa, con tonos apocalípticos y la tensión en alto: soldados movilizados,…

Al enemigo, lo que haga falta

El retrato robot del humano promedio empezaría así: punzante y contradictorio. Asiste a diario a una sesión continua de estímulos a los que reacciona vehementemente, dejando su impronta, buscando diferenciarse, negando la paridad. Acaso ha existido unanimidad en algo? En medio de este proceso creativo (llevar la contraria es un ejercicio de estilo) son necesarios…

Reseña «Al salir del barrio»

El anciano estaba en las últimas. Llevaba dos muletas, su cara era el mapamundi de una hamburguesa y llevaba un respirador artificial que le confería cierto aspecto de cosmonauta y emitía un desagradable sonido audible hasta el asiento del conductor. Ocupaba dos asientos con su parafernalia de enfermo: uno rojo de inválido y otro azul…

Conflictos en diferido

En teoría, un Serbia-Suiza no suena atractivo ni en un Mundial, se juegue en Catar o en Maracaná. En cambio, el de ayer con los octavos en juego fue un partido venido a más por cuestiones ajenas al fútbol. Con los suizos (país inventado por excelencia y aupado por intereses varios) jugaban dos extranjeros (uno…

Calmucos de barrio en Belgrado

Hace poco leí en «Expreso hacia Oriente» un par de entradas de Istok sobre calmucos. Son uno de esos pueblos raros que pueblan la inmensidad de Rusia y justifican el nombre en plural de su monarquía, que titulaba a los zares como monarcas «de todas las Rusias» y más allá (esto es de mi cosecha).…

Farsa y tragedia en Irán

El ser humano es tan previsible que todo el género puede encuadrarse en los personajes-tipo que hay en un cuento: héroe, anti-héroe, princesa, villano, maldito o bufón de la corte. Hasta la suma de todos ellos es predecible, y ya los griegos o mayas pensaban que el devenir de los acontecimientos es rutinario como un…

El viaje de Lavrov

Resulta que el ministro de Rusia Sergei Lavrov no ha podido viajar a Serbia porque montenegrinos y búlgaros no le han dejado su espacio aéreo. Ni siquiera Andrei Gromiko, «Mr. Niet», paladín de la Guerra Fría, su homólogo de la era soviética, tenía que preocuparse por subalternos de tan bajo rango, pero los tiempos líquidos…