Oh Capitán, mi Capitán!

A casi tres años vista de su comienzo, hablar de COVID y confinamiento suena a estribillo recalentado, y aunque aún colean las mascarillas como vestigio, la cuenta atrás para su último baile no oculta que la pandemia murió de hartazgo. La temporada inicial fue gloriosa, con tonos apocalípticos y la tensión en alto: soldados movilizados,…

Al enemigo, lo que haga falta

El retrato robot del humano promedio empezaría así: punzante y contradictorio. Asiste a diario a una sesión continua de estímulos a los que reacciona vehementemente, dejando su impronta, buscando diferenciarse, negando la paridad. Acaso ha existido unanimidad en algo? En medio de este proceso creativo (llevar la contraria es un ejercicio de estilo) son necesarios…

Reseña «Al salir del barrio»

El anciano estaba en las últimas. Llevaba dos muletas, su cara era el mapamundi de una hamburguesa y llevaba un respirador artificial que le confería cierto aspecto de cosmonauta y emitía un desagradable sonido audible hasta el asiento del conductor. Ocupaba dos asientos con su parafernalia de enfermo: uno rojo de inválido y otro azul…

El viaje de Lavrov

Resulta que el ministro de Rusia Sergei Lavrov no ha podido viajar a Serbia porque montenegrinos y búlgaros no le han dejado su espacio aéreo. Ni siquiera Andrei Gromiko, «Mr. Niet», paladín de la Guerra Fría, su homólogo de la era soviética, tenía que preocuparse por subalternos de tan bajo rango, pero los tiempos líquidos…

El lugar mágico

La estación de tren de Belgrado es uno de los sitios más perturbadores en los que he estado. Se encuentra en una hondonada larga que recuerda un poco a la central de Lemóniz, quizá porque lleva sin terminar desde los años 70 y parece que está abandonada. Inexplicablemente, como muchas cosas en este país, funciona.…

Tan hermoso

Hace poco fui a Praga. Me pareció el sitio bonito más espantoso en el que he estado. Todo encajaba en la perfección impostada que dan el diseño nórdico y el ambiente seguro de los lugares turísticos. Ya sé que Checoslovaquia no está en el Norte, y que el país ya ni se llama Checoslovaquia, pero…

Fiorello Curtis y la rutina

Metieron los restos de Trofim Lemos en un caldero y se pusieron a macerarlos. Había dicho que esto y lo otro, y entonces reaccionaron así. Se lo llevaron al patio de aquella casa y dieron forma a una historia macabra. Aparte de restos pardos de sangre y algún arañazo, los responsables de todo aquello no…

La conversión de Momcilo Pesic

Aquella tarde Momcilo Pesic sintió que era un perro mojado. Untó algo de queso en un panetone y comió sin ganas mientras pensaba en viajar a Wuppertal. – Válgame Dios, a mi edad! A la sazón veinticinco años, pero Momcilo se había apropiado del pesimismo eslavo y lo multiplicaba por diez, tanto si hablaba de…